Funciones de la figura de un avalista de hipoteca o alquiler

  • Publicación de la entrada:30/11/2021
  • Categoría de la entrada:General
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
En este momento estás viendo Funciones de la figura de un avalista de hipoteca o alquiler

En la mayoría de los casos, no nos extraña hablar de la figura de un avalista a la hora de conseguir una hipoteca con un banco. Pero cada vez es más frecuente necesitar aval a la hora de alquilar un inmueble.

Desde Avanza Homes queremos informarte sobre el papel del “fiador”. Conocer las funciones que realmente tiene un avalista, las características que debe de poseer para serlo y a los problemas que puede enfrentarse es fundamental antes de pedir a alguien que te avale o avalar tú mismo a otra persona.

¿EN QUÉ CONSISTE LA FIGURA DEL AVALISTA?

En primer lugar, hay que entender a la perfección cual es el rol del avalista. Ser conocedor de lo que realmente conlleva y sopesarlo con calma es muy importante, ya que es una responsabilidad enorme que puede prolongarse durante un largo periodo de tiempo.

Antes de nada, vemos necesario explicar la diferencia entre las 3 partes que participan en este proceso:

  • Acreedor: persona física o jurídica que tiene el derecho de exigir el cumplimiento o pago de lo acordado.
  • Deudor avalado: quien recibe el respaldo del avalista y por lo general disfruta del inmueble.
  • Avalista: responsable de saldar la deuda si el avalado no puede hacer frente.

La figura del avalista nace de la necesidad del acreedor de tener a una tercera persona que responda ante una falta de cumplimiento por parte del deudor avalado si se diera el caso. Es decir, es una garantía para el acreedor de que alguien se hará cargo de la deuda si existe un impago de la cuota de hipoteca o alquiler.

El papel de una agencia inmobiliaria, en estos casos, es muy importante. Recaudar toda la información e incluir correctamente la figura del avalista en el contrato es fundamental. La experiencia de una agencia te ayudará a que todo quede bien atado y no se escape ningún detalle.

CARACTERÍSTICAS DEL AVALISTA PERFECTO

Lo primero que hay que dejar claro es que no todo el mundo sirve para avalar. A continuación, vamos a enumerar una serie de requisitos que debes de cumplir para poder ser avalista.

  • Ser mayor de edad.
  • Solvencia económica. El avalista debe de tener la capacidad de poder ocuparse de las obligaciones adquiridas en el contrato. Además, es mejor si no existen cargas hipotecarias y puede demostrar ingresos estables en la medida de lo posible (como por ejemplo funcionarios, pensionistas o personas con contrato indefinido).
  • Propiedades sin cargas. Poseer inmuebles libres de cargas nos puede servir para cubrir el capital al que no puede hacer frente el deudor avalado. Es más usado en casos de avalistas hipotecarios.

RIESGOS QUE ASUME UN AVALISTA

Decidir ser avalista debe de meditarse en profundidad, ya que si algo no saliera como te esperas, puede acarrearte una serie de repercusiones.

Estos son algunos de los riesgos que, según nuestro punto de vista, son necesarios considerar como avalista:

  • Aval solidario o no solidario. Si el aval es solidario, el avalista asume más riesgo, ya que el acreedor tiene el derecho de poder exigir el cumplimiento de los acordado al avalista como si fuera el principal deudor. En cambio, si hablamos de un aval no solidario, el acreedor deberá reclamar en primer lugar al deudor principal.
  • Duración del aval, este es uno de los puntos que más hay que contemplar. Uno es consciente de la situación económica que tiene en el presente o a medio plazo, pero un aval, sobre todo hipotecario, puede durar muchos años y es algo de debes de considerar detenidamente.
  • Solvencia económica. Como ya sabes, ser avalista te compromete a cumplir con unas responsabilidades las cuales pueden poner en riesgo tu estabilidad económica o incluso tus inmuebles.
  • Traspaso de deudas. También hay que considerar que, si el avalista fallece, sus deudas son transferidas a sus herederos. Por tanto, el ser avalista puede tener consecuencias directas para tus propios herederos.

TIPOS DE AVALISTA

Como hemos estado hablando en todo el post, podemos diferenciar entre dos tipos de avalistas.

Avalista de alquiler

Aunque es menos común que el hipotecario, en los tiempos que corren, cada vez es más habitual que a la hora de firmar un contrato de alquiler nos exijan la figura de un avalista.  Son muchos los propietarios que además de solicitar fianza, también requieren un aval como seguridad extra.

En este caso el avalista será la persona encargada de efectuar el pago del alquiler, si el inquilino no paga la mensualidad.

Avalista hipotecario

La presencia del avalista hipotecario es mucho más usual. Cuando hablamos de una hipoteca, nos referimos a cantidades importantes de dinero y a préstamos de extensa duración.

Una vez solicitas una hipoteca, expones a tu acreedor tu situación económica actual o a medio plazo, pero no a largo. Por tanto, una forma que tiene el acreedor de asegurarse que haremos frente al pago es exigiéndote un avalista.

En la mayoría de los casos, los avalistas suelen ser los padres o familiares cercanos, los cuales suelen tener suficientes fondos o propiedades para afrontar el pago.

En un crédito hipotecario se debe de especificar con total claridad la duración y la naturaleza de las obligaciones principales del avalista. Las condiciones, como hemos explicado anteriormente, pueden variar dependiendo de la situación inicial del avalado al solicitar la hipoteca.

Comprender a la perfección todo lo que conlleva ser avalista y tus obligaciones como tal, es sumamente importante. Para que no te encuentres inesperadas sorpresas, solicítanos ayuda y todo el equipo de Avanza Homes nos preocuparemos por conseguirte las mejores condiciones como avalista y proporcionarte toda la información que necesites.

Deja una respuesta